02 diciembre 2013

Reseña #228: La hija del rey araña - Chibundu Onuzo

¡Hola holita, queridas burbujitas congeladas! ¿cómo se os presenta la semana? Yo estoy muy contenta que hoy por fin empiezo mis prácticas en el cole aunque también me da un poco de penita porque son las últimas de la carrera. Bueno hoy os vengo a hablar de que la palabra que utilizaría para definirlo es "diferente", ¿queréis descubrir por qué? Seguid leyendo y feliz día =)

Reseña #228
Autor: Chibundu Onuzo
Título: La hija del rey araña
Saga: Autoconclusivo
Nº de Páginas: 344
Editorial: Plataforma Neo
ISBN: 9788415880363
Precio: 19,50 €




Abikẹ Johnson, de diecisiete años, es la hija predilecta de su acaudalado padre. Reside en una gran mansión en Lagos, protegida por guardaespaldas, y viaja en un gran jeep negro que la lleva a todas partes. Pero ser la favorita de su padre tiene un precio, y a menudo se siente sola detrás de los altos muros de su hogar. 
A un mundo de distancia de la mansión de Abikẹ, en los suburbios de la ciudad, vive un joven vendedor ambulante que se esfuerza por encontrarle sentido al mundo. Su familia lo perdió todo tras la muerte de su padre y ahora él, en las calles, corre detrás de los automóviles vendiendo helados para mantener a su madre y a su hermana. 
El día en que Abikẹ compra un helado al vendedor ambulante empieza una improbable y frágil historia de amor que desafía los prejuicios de la sociedad nigeriana. La creciente intimidad entre ambos, sin embargo, arrastra consigo revelaciones sobre el pasado que pondrán en jaque la relación, y tanto Abikẹ como el vendedor ambulante deberán decidir de qué bando están en este juego.


   Cuando oí hablar de este libro me llamo la atención y después de muchas reseñas coincido con la mayoría, es una novela muy rara, muy diferente y sobre todo a lo que literatura juvenil se refiere.

   La hija del rey araña nos sitúa dentro de Nigeria y de lo que supone vivir en este país, y la autora nos lo presenta a través de dos personajes que poco tienen que ver el uno con el otro, Abike y el joven vendedor ambulante. Con ellos recorremos las calles y conoceremos su historia, que está mucho más entrelazada de lo que parece a simple vista.

   Los personajes me han parecido todo un símbolo, una metáfora donde la autora refleja muchas ideas, creencias e intenciones. Son complejos, extraños y curiosos, empezando por el vendedor ambulante, cuyo nombre es desconocido para el lector y no para el elenco de la novela. Es toda una alegoría su personaje, puesto que al no conocer su nombre nos transmite la deshumanización de las personas menos favorecidas que llegan a ser menos que nada. Es un chico que tiene que sacar adelante a su familia, un chico que ha tenido que crecer de un día para otro, al que la vida ha cambiado por completo y que nunca volverá a ser el que era. Abike es el personaje que más me ha desconcertado de la novela, ya desde la primera página. Es una chica que tiene todo lo que quiere simplemente con ordenarlo, una chica que tiene a su disposición un arsenal de personas dispuestas a sus decisiones. Sin embargo no se conforma con el mundo opulento que la rodea, donde las cosas le parecen artificiales y cuando conoce al vendedor descubrimos en ella una faceta nueva y sencilla. Es una chica con mucho carácter, que no se deja dominar, y que pone a prueba a todo el mundo.
Entonces lo entendí. Me había invitado para divertir a sus amigos.

- ¿Saben tus amigos que me dedico a la venta ambulante?
- ¿Importa eso?
- ¿Te importa a ti, Abike?
Me pregunto qué habría pasado si ella hubiese dicho que no. Me miraba fijamente, casi alentándome a besarla, como si no le importase que un vendedor ambulante pudiera llevar a cabo un acto semejante. Pero no dijo nada, porque justo entonces aparecieron sus amigos.
The Spider King's Daughter
    La relación entre ellos es también muy dispar, no esperéis un romance idílico y dulce, ni siquiera divertido, de las novelas a las que estamos acostumbrados. Conocerse será todo un reto, aceptarse todo un desafío contra las reglas, contra la sociedad, contra ellos mismos.  Los personajes secundarios siguen la estela de los principales y cada uno tiene un papel muy definido e inquietante, representado esas dos caras de la moneda, esas dos caras de la humanidad. También quiero destacar la relación entre Abike y su padre, es en toda regla “a ver quién puede más, si tu o yo”, lleno de tensión y rivalidad.

   En cuanto a la trama he de decir que si bien me ha ido sorprendiendo poco a poco, todo lo que sucede me parece lo idóneo para la historia, lo natural; incluso el final, un final también confuso en lo que se refiere a como nos sentimos pasar la última página, yo soy de las que aun tiempo después de acabarlo sigo madurando la historia. La atmósfera que crea Chibundu es sobrecogedora, tan pronto estas en un lugar lleno de lujos, de casas, de fuentes, de césped, de coches y ropas caras, a un lugar al que cuesta llamar hogar, un lugar donde la frialdad rebosa por las esquinas, donde el peligro es el pan de cada día. De nuevo una representación realista que extiende la disparidad de la sociedad, de lo mucho que tienen unos y de lo poco que tienen otros, de los superiores y de los inferiores. El estilo de Chibundu es turbador, a través de una narración con los puntos de vista de cada protagonista pone de relieve un trasfondo social considerable e imperante, consiguiendo darle un enfoque distinto y peculiar que al principio puede llegar a confundir.

La hija del rey araña es una novela donde la denuncia social tiene voz en dos jóvenes tan opuesto entre ellos como la sociedad misma, una estilo muy diferente y particular que le da un sentido inquietante, rebelde y extraño.

La autora: 
Chibundu Onuzo nació en Nigeria en 1991. Estudia Historia en la Universidad de Cambridge. Cuando no escribe, le gusta tocar el piano y cantar. La hija del rey araña, su primera novela, fue seleccionada para los premios Desmond Elliott Prize 2012, The University of Wales Dylan Thomas 2012, Commonwealth Writers 2013 y Betty Trask 2013.

Gracias a Plataforma Neo por el ejemplar.

12 comentarios:

Bells dijo...

Hola
la verdad es que este libro me gustó bastante más de lo que esperaba
un beso

Tinuwel dijo...

Pues a mi este libro no me llamó nada de nada cuando lo anunciaron y según voy leyendo reseñas me reafirmo en que no me dice nada. Y mira que es raro en mi con lo caprichosa que soy... xD
Aunque me alegro, que ya tengo más que de sobra pendientes... xD

Natalia (Arte Literario) dijo...

Me gustó porque no fue para nada lo que me esperaba, porque, como dices, es raro y distinto.
Besos

Claudiettha J.V. dijo...

A mi me llama precisamente porque estoy leyendo en las reseñas que es un libro diferente y un poco raro.

Besos.

Annie ♥ dijo...

A mí este siempre me ha llamado muchísimo, y las reseñas (casi) siempre lo dejan muy bien... ¡Qué ganas de leerlo!

Vir dijo...

Ya sabes que a mi me pasó como a ti, es extraño pero tampoco ha sido una mala lectura. Peculiar, más bien.

Un beso!

Sofia dijo...

¡Hola! Me ha parecido como a tí, es extraño pero una buena lectura, sobretodo esa crítica final sobre la sociedad :)
Un besito.

esa estrella... dijo...

Me llama bastante la atención ;)
Gracias por la reseña guapa! ^^

besitos<3

Marya dijo...

¡Tengo muchísimas ganas de leerlo! Un besote :)

pat8155 dijo...

le tengo unas ganas horrorosas bss!!

Isa Martínez dijo...

Desde que lo he visto en novedades le tengo muchas ganas, espero poder leerlo pronto, porque me tiene muy buena pinta ^^
Un beso

La Estación de las Letras dijo...

Las reseñas que he leído por lo general no son demasiado alentadoras... lo dejo pasar.

Besos y felices fiestas